Quantcast

Cómo evitar tener una agenda estresada

Fernanda Beccaglia | 1/27/2015, 8 a.m.
Cómo evitar tener una agenda estresada
La pregunta del millón de dólares es cómo lograr el equilibrio sin perder la sanidad mental ni la paz interna al mismo tiempo que logramos mantener una agenda efectiva y clara. |

Ser mamá es un trabajo full-time y hoy en día es muy fácil caer en agenda actividad una encima de otra sin darnos cuenta, cayendo también en el estrés que eso implica afectando nuestras vidas y la de nuestras familias. La pregunta del millón de dólares es cómo lograr el equilibrio sin perder la sanidad mental ni la paz interna al mismo tiempo que logramos mantener una agenda efectiva y clara.

Tal vez lo más desafiante sea definir que se queda en la agenda y que eliminamos.

Acá te paso unos consejos que seguramente te ayudarán a tener más claros los objetivos para lograr una agenda organizada que también te dé tiempo para cuidarte de ti misma.

Planea las comidas, cocina con anticipación y congela

Lo único que puede ser un tanto desalentador aquí es que cocinar con anticipación te puede llevar una cantidad de tiempo, como los domingos por la tarde, cuando seguramente quieras estar pasándolo con tus hijos. Pero también puedes hacerlos parte de eso. Ya sea que te ayuden o que pinten, hagan sus tareas, etc. mientras tu preparas las comidas para la semana. Tampoco tienes que prepararlas todas. Si tienes una olla a presión, puedes preparar una cantidad de comidas deliciosas sin necesidad de prestarles atención.

Comparte coche con otros padres

No tienes que hacer todo tu sola. Habrá momentos en que la mejor solución estará en pedir que algún padre lleve a tu niño a la escuela, lo pase a buscar, etc. Lo importante es que sepas que no tienes que correr sola desesperadamente de una cita a otra. Piensa fuera de la rutina y piensa con quienes puedes unir fuerzas para que te ayuden y no sentirte contra el mundo.

Las tareas de la casa pueden esperar

Si la opción es lavar platos y pasar tiempo con tus hijos, los platos siempre pueden esperar. Y si eres de quienes no les gusta dejar nada sucio, pues usa la lavadora de platos o pide ayuda. Pero busca la manera de no hacer todo sola y de pasar ese tiempo preciado con tus niños o en algo que te gratifique el alma.

Pide ayuda y cuando te la ofrezcan, acéptala sin dudas

Pedir ayuda es, para muchos, un desafío grande. Aceptarla también. Pero si piensas, cuando no pides ayuda o la niegas le estás negando a otra persona que haga algo por ti. Piensa en lo bien que te sientes cuando tu haces algo por alguien. No le niegues ese regalo a nadie.

Si no tienes familia cerca, pide ayuda a tus amigas, otras mamás o vecinos. Siempre tendrás oportunidad de devolver el favor.

Limita las actividades luego de la escuela

Mientras que es importante que los niños tengan actividades luego de la escuela, también es importante tener muy claro no agendar más de lo puedas controlar de manera balanceada. De esta manera tendrán tiempo de pasar tiempo en familia, hacer las tareas, jugar con sus amiguitos, etc.

Pídele a tu pareja que te dé una mano