Quantcast

Cómo escribir tu primer libro

Fernanda Beccaglia | 11/10/2014, 8 a.m.
Cómo escribir tu primer libro
No pienses que porque alguien o muchas otras personas escribieron ya sobre el tema, tu libro no cuenta. Tu lo harás de una manera que nadie lo ha hecho antes porque todos somos únicos. Tu tienes una habilidad que nadie más tiene. Compártela con el mundo siendo tu mismo. |

Con lo que la tecnología y el Internet nos aportan en la actualidad, nunca ha sido más fácil escribir un libro. Las opciones son variadísimas; desde la más tradicional hasta la más actual y rápida como es la de publicación electrónica (e-book).

Sin embargo, hay algo que no cambia nunca—los elementos fundamentales que necesitarás elijas el método que elijas: organización, claridad, disciplina y determinación.

Y si el deseo de escribir tu propio libro es fuerte, y las ganas son incontenibles, aquí te paso una lista-ayuda para que tengas claro cómo hacerlo con éxito:

1. Define tu libro

Escribir un libro requiere de claridad y organización. Debes tener claro de qué se tratará y cómo presentarás el tema.

Piensa en el tema, en el tipo de libro que quieres escribir (no es lo mismo un libro para niños que una novela, uno de ficción, o una de cocina), en cómo lo quieres presentar y relatar, y cómo lo vas a terminar también.

Dentro de definir tu libro también debes definir la fecha de terminación o entrega. Si tienes un editor o compañía publicadora la definirás con ellos. Pero si estás solo debes ser diligente en cumplirla. (Más importante aún que cumplir la fecha de entrega es tener una y trabajar todos los días para llegar a ella ya que puede que existan circunstancias inevitables en el transcurso del mismo que debas tratar.)

2. Halla tu propia voz y no la cambies por nada

Cualquiera sea tu estilo, no intentes emular a nadie. Para muchos, lo más difícil del proceso de escribir un libro es hallar su propia personalidad, estilo y voz. Si tu estilo es barroco y complejo (como lo solía ser el mío de adolescente) sé fiel a el. Si es simple, ameno y familiar, pero directo y honesto (como es el mío hoy), no intentes lo contrario.

Ser fiel a tu estilo te garantizará claridad, definición y sencillez a la hora de llegar a tus lectores. Cuando yo escribo me imagino haciéndolo para amigos invisibles, y no nadie a quien quiera impresionar ni convencer de nada.

3. Identifica tu público meta y el largo del libro

Como te comenté más arriba, no es lo mismo un libro para niños que uno de ficción o de poesía. Si fuera para niños, por ejemplo, deberás decidir si quieres agregar actividades como páginas para colorear, el largo del libro, si llevará ilustraciones, si será un libro para que lean con los papás o solos. En suma, el público definirá el estilo y el largo del mismo.

4. Escribe todos los días un poco

Ponte una hora y un lugar para hacerlo. Y respeta el horario que te pongas para escribir. Eso creará una disciplina y una rutina fuerte. Todos tenemos distintos horarios. Algunos son mejores a la mañana, otros escriben mejor por la noche.

Si un día te sientas y no te sale nada, no te dejes vencer. Sal a caminar, haz ejercicio—desbloquear la energía te abrirá los canales creativos otra vez. Cada cual tiene también formas distintas de desbloquear la energía. Cuando yo me bloqueo lo mejor es salir a tomar aire y hacer ejercicio.