Quantcast

Prepara tu rostro para el verano

Soelis Kabbabe | 6/19/2014, 2 a.m.
Prepara tu rostro para el verano

El verano es una de las épocas favoritas de las mujeres –calorcito, playa, sandalias y tonos vibrantes que nos elevan el ánimo en segundos. Sin embargo, la estación veraniega es una de las que más daño le hace a nuestro rostro… ¿lo sabías? Pero, ¡tranquila! Con las precauciones necesarias, podrás disfrutar de estos meses de sol sin problemas.

Empieza desde casa

Como todo, las costumbres que mantienes en tu hogar son las que te aseguran el éxito. Apégate a tu rutina, ¡se disciplinada! Además de alimentarte bien y tomar suplementos, sigue un régimen de exfoliar ligeramente, hidratar y proteger tu rostro todos los días. De esa manera vas a eliminar las células muertas y el sucio acumulado por el calor o sudor y evitas quemaduras innecesarias.

Pero cuidado con lo que elijas…

El verano no es momento para tratamientos pesados como mascarillas de Vitamina C, peelings o microdermoabrasión facial. Tu piel se encuentra más sensible gracias a las temperaturas tan elevadas, a pesar de que no lo notes a simple vista.

En caso de hacerlo, te aconsejamos no salir de tu casa por al menos dos días y por sobre todas las cosas, aplícate protector solar. Recuerda, ¡los bloqueadores deben convertirse en tus mejores amigos! Busca aquellos de valor 30 o 50 (de acuerdo con los expertos, un número más alto no hará diferencia) y reaplica cada dos horas. Ahora existen fórmulas en polvos sueltos, barras transparentes y spray que puedes usar con el maquillaje puesto.

¡Enfríate!

Esta temporada es maravillosa para humectar tu piel a profundidad y deshacerte de cualquier molestia producida por las alergias de primavera. Opta por mascarillas y parches fríos que reducen la hinchazón y disimulan ojeras. Una ventaja es que muchas son reusables y puedes mantenerlas en la nevera por meses… ¡Vaya manera de quitarte el calor!

¿En búsqueda del bronceado perdido?

Seamos sinceras –cuando nos dicen “verano”, pensamos en un tono de piel canela, como besado por el sol. Pero obtener un color dorado no es fácil para la mayoría de las mujeres, menos cuando lo único que logras en un tono rojizo o, peor aún, quemaduras o manchas. Para no pasar por lo mismo este año, recomendamos geles bronceadores para el rostro que se aplican como un humectante común. Digamos que funciona como una crema bronceadora gradual. También encuentras “pociones” que se mezclan con tu crema favorita, como Clarins Radiance-Plus Golden Glow Booster, que te ayuda a “construir” un bronceado parejo ¡sin tener que tomar el sol!

Sígame en Google+