Quantcast

Problemas comunes después del embarazo: cómo tratarlos desde casa

Soelis Kabbabe | 7/16/2014, 2 a.m.
Problemas comunes después del embarazo: cómo tratarlos desde casa

Ahhh el embarazo… la labor más ardua, difícil y feliz en la vida de una mujer. Seamos sinceras – todo cambia, en especial tu cuerpo. Y aunque por un lado estemos felices de recibir a ese pequeñito, también nos sentimos extrañas con nosotras mismas. ¡Tranquila! Toma en cuenta que es un proceso más largo de lo que piensas – para ayudarte a recuperar tu imagen, acá te damos fáciles soluciones a los problemas de belleza comunes después del embarazo. ¿Nuestra principal recomendación? ¡Toneladas de paciencia!

Manchas

¿Sabías que el 80% de las Latinas están propensas a las manchas? La hiperpigmentación se produce por el exceso de melanina en las mujeres embarazadas (además de otras causas como el sol, acné o cicatrices). Decirte que las evitaras es una mentira –lo que sí puedes hacer es aplicar protector solar cada día y utilizar remedios caseros en caso de que ya hayan empezado a aparecer.

Una sencilla mezcla de limón y miel o perejil y avena tienen el “poder” de blanquear las manchas. Sin embargo, debes ser constante y no dejar de utilizar el filtro solar en tu rutina diaria.

Estrías

Se dice que las estrías son algo genético. Cierto o no, la hidratación es imprescindible durante el embarazo para combatir la resequedad, picazón y estiramiento de la piel. Utiliza aceites y mantecas después del baño y antes de acostarte –sí, la textura podría ser molesta para más de una pero los productos pesados o, por el contrario, grasosos, penetran mejor en la piel y la humectan por horas y horas. Las capsulas de vitamina E, aplicadas directamente, es un remedio conocido entre las abuelitas hispanas… ¡inténtalo!

Flacidez

Un problema que, por más que queramos, no podemos evitar. La flacidez en tu cuerpo (sobre todo en la zona del estómago) sólo se combate con dieta, ejercicio moderado y bajo la supervisión de tu médico y cremas o lociones reafirmantes. Prepárate mentalmente: tu abdomen no será el mismo por al menos un año. Ayúdate desde casa aplicando compresas heladas o cubitos de hielo una vez al día y exfoliándote con la borra del café. Ambos son perfectos para tensionar y tonificar la piel.

Caída del cabello

Si tu larga y sedosa melena comienza a despedirse luego de dar a luz, no estás sola. La caída del cabello le pasa a un 60% de las embarazadas y un 20% de ellas afirma que su pelo cambió totalmente tras el postparto. Agrega en tu dieta alimentos ricos en vitamina B o toma suplementos de Biotina (si tu doctor te da luz verde), masajea tu cabello con aceite de ricino y, en el último de los casos, utiliza polvillos de fibra que le dan una apariencia más espesa a la raíz del pelo.

Sígame en Google+