Quantcast

Cómo mantener la calma durante un ataque de asma

Diana Rodriguez | 12/18/2014, 8 a.m.
Cómo mantener la calma durante un ataque de asma
Como madre uno reconoce los síntomas de sus hijos y logra distinguir que tan grave es la situación. No entrar en pánico es muy importante, así que lo primero es brindarle su medicina. |

Tener un hijo con asma puede ser una condición difícil de sobrellevar. De pequeña también sufrí mucho con esta enfermedad.

Mis padres me ayudaron a lidiar con ella, de hecho, con muchos tratamientos que recibí lograron de alguna manera alejar esta enfermedad de mi vida.

De adulta ya no he pasado por ataques inesperados a menos que esté pasando por una gripe y esta desencadene de nuevo la condición.

Aprendí a mantener la calma durante un ataque, pero no es fácil ver a mis hijas pasando por lo mismo que viví en mí niñez; por esto brindarle mi apoyo es muy importante para que sientan seguridad en ese momento tan fuerte.

Como madre uno reconoce los síntomas de sus hijos y logra distinguir que tan grave es la situación. No entrar en pánico es muy importante, así que lo primero es brindarle su medicina. Esta siempre debe estar al alcance. Tengo una en mi cartera y otra en la mesa de noche; ellas tienen su inhalador portátil a la mano.

Me ayuda mucho aprender a contar las respiraciones; es una forma que utilizo también cuando ellas lloran y no entiendo que dicen. Así que hago que respiren profundamente y cuente hasta diez y cuando logró calmarlas, les doy un masaje en sus espaldas que ayuda a tranquilizarlas.

También tenemos cerca la medicina líquida que es recetada por su médico y en último recurso - y cuando sus ataques son más fuertes - el nebulizador.

Ya para este momento habrá pasado cierto tiempo y algunas veces el ataque de asma sigue muy fuerte, así que abrir la ducha con agua muy caliente y que genere un tipo de sauna ayuda a mucho a calmarlas. También es importante monitorearlos el resto de la noche, porque la mayoría de los ataques de mis hijas suceden a la media noche.

Algo que me ha ayudado mucho con sus ataques, es cambiar sus dietas, bajas en grasas, y más alta en frutas y vegetales. Ellas son alérgicas a los lácteos, así que si llegan a consumir algún tipo de derivados de la leche puede terminar en un ataque de asma casi incontrolable.

Por eso es muy importante mantener una excelente comunicación con su médico y conocer todo lo que desencadena un ataque.

Tener un plan de acción inmediato y siempre ten en cuenta que ante un ataque de asma que no puedas controlar debes llamar inmediatamente al 911 para recibir la ayuda necesaria.